Todo el mundo en alguna ocasión ha contraído alguna deuda para obtener financiación, ya sea para comprar una casa o un coche, realizar alguna reforma o incluso comprar un móvil nuevo. Sea cuál sea el motivo de la deuda, en algunas ocasiones ocurren inconvenientes en lo que teníamos planeado y no somos capaces de pagar por lo que terminamos entrando en el Asnef.

Seguramente conozcas mucha gente así o que incluso tu mismo estés en esa situación pero lo que no sabe todo el mundo es que la deuda puede llegar a prescribir. A continuación te diremos todos los detalles.

¿Cuándo se extingue una deuda?

  • La deuda ha sido abonada al completo a la entidad acreedora.
  • La deuda ha sido abonada parcialmente pero la deuda se extingue por una previa negociación con la entidad acreedora.
  • En algunos casos muy extraordinarios, la parte acreedora condona a la parte deudora extinguiéndose así la deuda y así puede salir del Cirbe.
  • Si el deudor carece de solvencia, existen ciertos casos que la deuda es extinguida.
  • Y por último, el tema que nos trae aquí, la deuda puede ser extinguida por una prescripción de la misma, siempre que se cumplan ciertos requisitos.

¿Cuánto tarda en prescribir una deuda?

Una deuda puede prescribir como ya hemos explicado anteriormente, pero ¿cuánto tiempo nos podría llevar eso? Pues lo primero que hay que saber que depende de la deuda contraída, el código civil establece unas condiciones u otras.

Si la deuda es hipotecaria, tendrás que esperar hasta 20 años para que prescriba y si es un préstamo personal no hipotecario cambiaría la cifra hasta 15 años, aunque a partir de 2020 esta cifra podría cambiar hasta sólo 5 años. Si tu problema viene con alguna institución pública como Hacienda o la Seguridad Social, prescribiría en tan sólo 4 años. Y para finalizar, las deudas contraídas que provengan de un alquiler o contrato de suministros prescribirán en 5 años.

¿La parte acreedora puede evitar la prescripción?

Efectivamente, sí puede. La ley establece unos plazos para que prescriba la deuda como ya explicamos anteriormente pero el acreedor puede sujetarse también a la ley. Si en el lapsus de tiempo en el cuál se está esperando a la prescripción, la parte acreedora reclama de manera legal la deuda, el tiempo empieza a correr desde el principio. Las formas que existen para reclamar el pago debido son:

  • Enviando un burofax.
  • Interponiendo demanda judicial.
  • Iniciando un procedimiento.
  • A través del proceso de reconocimiento de deuda.
  • Renunciando al crédito y por tanto a recibir el pago de la deuda.

¿Qué ocurre cuando no se paga una deuda?

Si la deuda no es pagada, mientras se prescribe o no, la parte acreedora puede incluirte en un fichero de morosidad como Asnef o Cirbe. Esto perjudica gravemente la economía de tu vida ya que no podrás solicitar ningún tipo de financiación ni acceder a contratos de servicios, sobre todo los de telecomunicaciones.

Pero no te preocupes, nosotros desde BANKROT te ayudamos a salir de Cirbe y de cualquier otro fichero de morosidad para que puedas conseguir la financiación que necesitas y salir de ese problema que te atormenta.